Si estás pensando en empezar a utilizar lentes de contacto para compaginarlas con el uso de las gafas, te recomendamos leer el siguiente post. A continuación detallamos los tipos de lentillas que puedes encontrar en tu centro óptico en Getafe, así como algunas ventajas que supone el uso de las mismas.

El empleo de un tipo u otro de lentes de contacto irá en función de las necesidades y condiciones específicas de tus ojos, por lo que el primer paso importante es que te revise la vista un especialista del centro óptico en Getafe. De este modo sabrás, a ciencia cierta, qué tipo de lentillas se adaptan mejor a tus ojos.

Las lentes de contacto se pueden clasificar según diversos parámetros:

- Pueden ser blandas, duras, semirrígidas o rígidas, dependiendo del material del que están hechas.

- Según el tipo de graduación, encontramos lentillas esféricas (para miopía o hipermetropía), tóricas (astigmatismo) o multifocales (presbicia o vista cansada).

- También se pueden clasificar en función del uso. Las lentillas diarias han sido diseñadas para desecharse tras usarlas un día, por lo que no requieren de ningún tipo de mantenimiento. Las quincenales, mensuales, trimestrales y anuales se deben limpiar y guardar durante quince días, un mes, tres meses o un año respectivamente.

Usar lentillas conlleva una serie de ventajas. En primer lugar permiten una visión más amplia y sin distorsiones: al encontrarse colocadas directamente en la retina de los ojos, el campo visual de los mismos es completo.

En segundo lugar, aportan comodidad y mayor libertad de movimiento. Este aspecto es fundamental, por ejemplo, a la hora de practicar deporte. Además, no se empañan ante los cambios de temperatura o la lluvia.

Ahora que ya conoces los tipos de lentillas existentes y las ventajas que conlleva su uso, desde Program Visión quedamos a tu completa disposición para cualquier cosa que necesites.